Qué no detengan la Educación Física!

Colectivo MEF (pincha en la imagen y colabora)

jueves, 13 de marzo de 2008

La educación física también es educación

Fuente: Forum Libertas

Continuando con la demolición de los fundamentos de la enseñanza, ahora se persigue reducir el ya de por si escaso número de horas dedicadas a la educación física. Una asignatura que a pesar de su importancia decisiva todavía tiene la consideración de “María”.

Arrinconada la filosofía, reducido el conocimiento de las humanidades a la mínima expresión, avanzando el intento de marginar o suprimir –caso de Cataluña- la formación religiosa confesional en las escuelas públicas, ahora le toca a la educación física.

Históricamente el deporte ha sido una escuela de virtudes. Nació para eso y en este sentido se ha venido desarrollando a pesar de la degradación que el comercio y el espectáculo de masas, lo vienen sometiendo.

Pero el deporte escolar no tiene por qué verse contaminado. Incluso puede ser, haciendo las cosas bien hechas, como una escuela de formación de padres que a veces contemplando los encuentros de sus hijos, se convierten en una banda de energúmenos.

Nunca como ahora ha estado científicamente demostrada la necesidad y ventajas de la actividad física a lo largo de toda la vida, el hábito de practicar algún deporte o al menos andar doce mil pasos al día.

Nunca como ahora, nuestros niños y adolescentes han estado afectados por la indolencia, la desaparición de la cultura del esfuerzo y sacrificio, el sedentarismo, y la obesidad. Para todo ello, la educación física es, en unos casos una ayuda importante, y en otros, como la obesidad, absolutamente decisiva. Entonces ¿por qué las autoridades educativas de nuestro país actúan en sentido contrario?

Mientras se inventan una asignatura tan desastrosa como es la EpC, van reduciendo, acotando, las bases para la construcción de un buen ciudadano. La religión, la filosofía, las humanidades y en un plano de parecida importancia, la educación física bien hecha.

Todo esto todavía es más lamentable si se considera que disponemos de numerosos profesionales, formados en este campo, de nivel universitario, que garantizan como mínimo los conocimientos técnicos necesarios para un trabajo bien hecho. Es un absurdo, que no tiene nada de anécdota sino que forma parte una categoría, la del sinsentido de un gobierno que el éxito electoral no le exime de cometer estupideces.

Vaya desde aquí nuestro apoyo a las movilizaciones de los profesores de educación física, seguramente uno de los contingentes escolares, junto con los profesores de religión y de filosofía, más marginados y olvidados a pesar de lo valioso de su aportación a la educación de nuestros hijos.

1 comentario:

juan dijo...

aqui te dejo este enlace para que le peges una ojeada

http://www.uco.es/IVCongresoInternacionalEducacionFisica/congreso/portada.php